Nuestra investigación

Las áreas de trabajo de CLD se centran en analizar las decisiones políticas que surgen en América Latina en torno a tres áreas temáticas generales: amenazas a la privacidad, conectividad y brecha digital e inteligencia artificial para desarollo. Como centro de investigación independiente con un equipo diverso de investigadores multidisciplinarios por toda la región, CLD se encuentra en una posición única para liderar una reflexión más amplia sobre el papel de los gobiernos y la legislación en el contexto de la digitalización rápida, y realizar estudios empíricos que proporcionen datos específicos para informar e influir agendas de política digital en la región.

Además, Centro Latam Digital tiene como objetivo crear espacios para la reflexión académica, la construcción de redes y una mayor visibilidad de investigación que pueda contribuir a una mayor comprensión de los impactos económicos, tecnológicos, políticos y sociológicos de las TIC en el contexto particular de América Latina. la Revista Latinoamericana de Economía y Sociedad Digital (RLESD), Diplomatura de Gobernanza de Internet (DiGI) y la conferencia anual CPR LATAM son plataformas para difundir investigaciones originales basadas en evidencia y desarrollar capacidades entre investigadores emergentes y especialistas en políticas digitales para influir el diseño e implementación de políticas efectivas e inclusivas en la región.

Amenazas a la privacidad y seguridad

A pesar de los numerosos intentos de investigadores y grupos de incidencia para garantizar los derechos de los ciudadanos a la privacidad y protección de datos, seguimos viendo casos de violaciones de datos tanto de gobiernos como de empresas. Más recientemente, la crisis presentada por el virus Covid-19 es un terreno fértil para exacerbar este problema y amenaza con aumentar las violaciones de privacidad a través de diferentes tecnologías y aplicaciones que se utilizan para frenar la tasa de infección. A raíz de la actual pandemia mundial, han surgido varios ejemplos del uso de la tecnología para hacer frente a la emergencia, incluido el uso de reconocimiento facial, sistemas de seguimiento de ubicación y otros mecanismos de vigilancia que, si bien pueden ser efectivos para controlar la propagación de la enfermedad y al reducir la tasa de infección, también representan amenazas importantes en términos de privacidad y protección de datos.

Conectividad y brecha digital

Ante los recientes acontecimientos mundiales, CLD ha priorizado la urgencia de abordar la constante desigualdad y brechas de acceso a las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Los efectos inmediatos de la pandemia Covid-19 y las medidas tomadas por varios gobiernos para abordar la emergencia de salud han destacado nuestra creciente dependencia de una conectividad confiable y una infraestructura adecuada.

El déficit de infraestructura en la región ha llevado al problema crítico de la desigualdad, es decir, brechas de conectividad, acceso asequible y de calidad, solidez de la red, seguridad y gestión del tráfico. La suspensión de escuelas y universidades, así como de actividades y trabajos no esenciales, ha hecho que los costos de la brecha digital sean más claros que nunca.

La implementación de medidas de quedarse en casa tiene diferentes implicaciones para las personas que viven en áreas con acceso a conectividad móvil en comparación con las que permanecen sin acceso en América Latina. El trabajo a distancia y la escuela en línea no son una posibilidad para todos y esto amenaza con aumentar los efectos negativos de la crisis a largo plazo para grupos vulnerables, mujeres y minorías.

Inteligencia artificial para el desarrollo

A pesar de reconocer que la inteligencia artificial (IA) es una tecnología disruptiva con un gran potencial para avanzar en el desarrollo económico y social en América Latina, solo hay pocos gobiernos que priorizan estrategias coherentes, integrales y de nivel nacional para aprovechar todos sus beneficios para el bien público. La inteligencia artificial es un tema transversal que requiere una coordinación efectiva entre las agencias y conlleva aspectos de regulación, gobernanza de datos, privacidad y seguridad. Actualmente, CLD cuenta con dos iniciativas colaborativas, empatIA y guIA con el objetivo de abordar temas prioritarios acerca el diseño e implementación ética y la gobernanza de AI en la región.